Contactanos

Instalación de tarimas en Madrid

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

En Parquets Labrador ofrecemos un servicio de instalación de tarimas en Madrid, garantizando un suelo de calidad y durabilidad. Utilizamos los mejores materiales del mercado y marcas de máxima calidad a un precio muy competitivo, ofreciendo una amplia gama de tarimas tanto de madera como sintéticas. Nuestro equipo profesional instala tarima tanto en interior como exterior, brindando un servicio técnico especializado y personalizado, utilizando las técnicas más avanzadas.

Ofrecemos presupuestos competitivos y transparentes, sin ningún compromiso y adaptados a las necesidades de cada cliente. Con años de experiencia en la instalación de tarima de madera maciza, tarima flotante de madera y laminada, tarima de exterior y parquet de tablilla o lamparquet, nuestros instaladores profesionales aseguran una colocación precisa y eficiente, cumpliendo con los más altos estándares de calidad.

Confíe en nosotros para transformar su espacio con una tarima impecable, proporcionando belleza y funcionalidad a su hogar u oficina en Madrid.

Instalación de tarimas

Para comprender el proceso de instalación de una tarima, hay que tener en cuenta los siguientes factores.

Formas de colocar la tarima

La instalación de tarimas en Madrid ofrece diversas opciones, cada una adaptada a las necesidades y características del espacio. En Parquets Labrador ofrecemos diferentes sistemas de instalación.

  • La instalación flotante es muy popular por su versatilidad y facilidad de instalación. La tarima se coloca sobre una manta aislante, sin necesidad de utilizar adhesivos para pegarla al suelo, lo que los hace ideales para renovaciones rápidas y limpias. Las tablas van unidas unas a otras mediante un sistema de clic o con cola en el macho y en la hembra. En este tipo de instalación, la pisada se escucha mucho más que cuando la tarima va pegada a la solera. Esta opción es económica y permite una rápida adaptación a cualquier superficie.
  • Por otro lado, el sistema de instalación pegado ofrece una fijación más permanente. La tarima se adhiere directamente al suelo con adhesivos especiales (xilanos), proporcionando una mayor estabilidad y reduciendo el ruido al caminar. Este tipo de instalación es necesario para sistemas de calefacción radiante y suelo refrigerado, para que la conducción del calor/frío sea efectiva y no tenga pérdidas y cuando las tarimas son de gran formato y tienen un ancho de tabla superior a 250 mm o son macizas. Es una excelente elección para áreas de alto tráfico y donde se requiere una mayor resistencia.
  • Por último, está el sistema de instalación enrastrelado, que consiste en la instalación de la tarima sobre una estructura de rastreles o listones de madera colocados una distancia determinada, dependiendo del ancho de tabla. Esta técnica de instalación es la tradicional, creando un espacio de ventilación debajo del suelo. Este sistema se utiliza en interior cuando el forjado no soporta el peso de una solera y es necesario para tarimas de exterior, tanto de madera como tecnológicas. Con este sistema de instalación se proporciona una excelente nivelación.

En resumen, la elección del método de instalación de tarima dependerá de factores como el tipo de suelo, el presupuesto disponible y las preferencias estéticas. Sea cual sea la opción elegida, contar con un instalador profesional garantiza un resultado óptimo y duradero para disfrutar de un suelo impecable en cualquier espacio, ya sea interior o exterior. En Parquets Labrador ofrecemos el servicio desde el asesoramiento técnico y presupuesto gratuito hasta la instalación de cualquier tipo de tarima de la mejor calidad y al mejor precio.

Tipos de tarimas y su proceso de instalación

variedades y estilos

La variedad y tipo de tarima influye en su proceso de instalación. En nuestro establecimiento en Madrid podrá ver todas las opciones, desde tarima de madera natural hasta sintéticas como el laminado y la tarima vinílica. Cada tipo de tarima requiere un enfoque único con una instalación diferente, que puede ser flotante, pegada o enrastrelada. Es crucial considerar factores como el estado del suelo, el precio y el servicio del técnico instalador al elegir la opción adecuada.

Instalación de tarimas laminadas

La instalación de tarima flotante laminada es muy sencilla, ya que no es necesario utilizar adhesivos porque las tablas se ensamblan entre sí a través de un machihembrado en sistema clic quedando herméticamente cerradas.

Lo más importante es que la solera donde se va a instalar tiene que estar seca, limpia y perfectamente nivelada, para qué una vez instalada la tarima, no se mueva.  Si la solera es nueva, el nivel de humedad debe ser igual o inferior a 2,5%. Las irregularidades del suelo no pueden exceder en 3 mm. Si el suelo no está nivelado, hay que nivelarlo con pasta niveladora o hacer una solera de cemento si los desniveles fueran muy grandes y no pudiera cubrirlos la pasta niveladora.

A continuación, se coloca una manta aislante térmica, hídrica y acústica con barrera antivapor solapándose para que el laminado no esté en contacto directo con la solera.

Hay que dejar una junta de dilatación perimetral de 10 mm entre el suelo y las paredes, cercos de puertas, pilares, tuberías, etc… para permitir que la tarima tenga contracciones y dilataciones debido a los cambios térmicos y de humedad. Esas juntas serán tapadas más tarde con el rodapié. Durante la instalación se utilizarán cuñas para mantener los espacios requeridos, que se retirarán al terminar la instalación. Cada 8 m de largo y 6 m de ancho es necesario poner una junta de dilatación para que la tarima no se abra y los fabricantes también aconsejan poner juntas de dilatación en cada paso de puerta.

La tarima debe ir colocada en dirección a la luz. Se recomienda instalar a temperaturas de 18-22 ºC y humedad del aire hasta 70%.

Esta técnica es muy popular, ya que ofrece rapidez y limpieza en la renovación de suelos. Su precio es más económico que en otro tipo de tarimas y no compromete la durabilidad ni la resistencia. Un técnico instalador asegura una colocación precisa y eficiente, garantizando un acabado impecable. La versatilidad de los diseños y la resistencia a la humedad y al desgaste hacen de las tarimas flotantes laminadas una elección popular para espacios residenciales y comerciales.

En nuestro establecimiento en Madrid, podrá ver las tarimas laminadas de las primeras marcas del mercado, en todos los formatos existentes y al mejor precio.

Instalación de tarimas de madera

La instalación de tarimas de madera resalta por su proceso meticuloso y especializado. Se adapta tanto a interior como exterior, ofreciendo una estética natural y duradera. Aunque el precio puede variar según la madera seleccionada, su belleza y calidez justifican la inversión.

La instalación requiere un técnico instalador especializado que asegure una colocación precisa, evitando problemas futuros. Hay diferentes tipos de instalación de tarima de madera; una es la colocación flotante, otra es la pegada y por último la enrastrelada. El tipo de instalación va a depender del tipo de tarima que elija el cliente, si la quiere maciza o prefiere una tarima multicapa. La tarima multicapa se puede colocar flotante sobre una manta aislante o pegada a la solera, y la tarima maciza se puede colocar pegada a la solera o enrastrelada. El tipo de instalación también va a depender de las condiciones de la solera y del presupuesto que tenga el cliente.

En cuanto al proceso de instalación en sí, en primer lugar hay que preparar el suelo, asegurándose de que esté limpio, nivelado y seco. Luego se coloca una manta aislante con barrera antivapor para evitar la humedad, amortiguar el suelo y reducir el ruido de la pisada, en el caso de la instalación flotante. Después se colocan las tablas de la tarima encima de esta manta, ensamblándolas mediante un sistema de machihembrado que va insertado en los cuatro laterales le cada tabla.

En la mayoría de las tarimas, al ensamblarlas, hay que echar un cordón de cola blanca en los machihembrados para fijarla entre tablas, aunque algunas tarimas no necesitan que se utilice cola en los machihembrados, ya que llevan incluido un click como sistema de cierre entre tablas. Es necesario dejar una junta de dilatación perimetral en el encuentro con las paredes, columnas y cercos de puertas, para permitir la contracciones y dilataciones que sufre la tarima de madera natural con los cambios térmicos. Esta junta de dilatación, después va a ser tapada con el rodapié.

En el caso de que la instalación sea pegada al suelo en vez de flotante, hay que hacer exactamente lo mismo, pero sin poner la manta aislante con barrera antivapor. En este caso, después de preparar el suelo, nos dispondremos a instalar la tarima pegándola al suelo con adhesivos ricos en isómeros y también se dejarrá la junta perimetral, igual que en la instalación flotante.

Instalación de tarimas macizas

Hay tres tipos de instalación de tarima maciza: Clavada sobre rastreles, pegada a la solera y flotante.

Antes de empezar la instalación, hay que preparar el suelo, asegurándose de que esté limpio, nivelado y seco (inferior al 2,5%). Se recomienda dejar la tarima en la vivienda o local donde se va a instalar durante unos días para que se aclimate.

  • Pegada a la solera: Antes de aplicar el adhesivo, se recomienda aplicar una imprimación para consolidar la solera, regule la humedad y asegurar la adherencia de la madera al solado. Una vez que ha secado la imprimación, se hace el replanteo y se saca la línea de la tarima a instalar, y a continuación se aplica el adhesivo mediante una espátula dentada y se comienza la instalación de la tarima sobre el adhesivo. Es necesario dejar una junta perimetral de 10 mm con todos los paramentos verticales, para permitir las contracciones y dilataciones de la madera, que luego se tapará con el rodapié. Si la tarima está en bruto, una vez instalada hay que realizar el proceso de lijado y barnizado o aceitado, para protegerla.
  • Clavada sobre rastreles: En este tipo de instalación la tarima va clavada sobre rastreles, que van previamente fijados a la solera con tacos de impacto y espuma de poliuretano. Si no hay planimetría, hay que nivelar los rastreles con cuñas enfrentadas y rellenar los huecos que quedan entre las cuñas con espuma de poliuretano para dar más fijación. Los rastreles de 5 cm de ancho mínimo se colocan de forma paralela, dejando una separación entre ellos de 35-50 cm de eje a eje, dependiendo del espesor de la tarima y del ancho de tabla. A continuación, se comienza la instalación de la tarima perpendicularmente sobre los rastreles. La tarima se clava al rastrel con clavos de hierro sobre el macho, con un ángulo de 45º. Tras ello, se ensambla la tabla siguiente y se vuelve a clavar sobre el macho y así sucesivamente. En este caso también hay que dejar una junta de dilatación perimetral de 10 mm. Si la tarima está en bruto, hay que darle la protección lijándola y barnizándola o aceitándola.
  • Flotante: En este tipo de instalación, se coloca sobre el solado una manta aislante elástica y adhesiva y se coloca la tarima encima de la parte adhesiva de la manta. También se deja la dilatación perimetral de 10 mm. Si la tarima viene sin barnizar, hay que aplicarle la protección lijando y barnizando, o aceitando. Hay una tarima maciza específica que tiene un sistema de instalación flotante que no utiliza manta aislante adhesiva, sino que se instala colocando un plástico sobre el solado y encima la tarima. Aquí las tablas van sujetas unas a otras mediante clips metálicos que se instalan por debajo de la tarima. En este caso la tarima viene barnizada de fábrica.

Instalación de tarimas de exterior

El proceso de instalación de tarima de exterior lo primero que implica es preparar la superficie de forma adecuada y con su pendiente correspondiente al sumidero (2-5%), donde hay que hacer la estructura de los rastreles nivelados sobre los que se va a colocar la tarima, para que la tarima una vez instalada no tenga pendiente, sino que esté nivelada.

Es importante que los rastreles tengan una altura adecuada para que el agua pueda fluir correctamente por debajo de la tarima hacia los desagües. También es relevante la dirección de colocación de los rastreles, que siempre tiene que ser perpendicular a la dirección de colocación de la tarima.
Una vez preparada la estructura con los rastreles, que pueden ser de pino cuperizado, madera tropical o metálicos, se fijan a la solera, bien con tacos de impacto en el caso de que no sea una cubierta donde haya una vivienda debajo y pueda filtrarse el agua, o con adhesivos y espuma de poliuretano si es una cubierta con vivienda en la parte inferior.

Después, se comienzan a instalar los tablones de tarima sobre los rastreles. Cada tablón se une al inmediatamente contiguo, y a través de las grapas de acero inoxidable que enganchan a los dos tablones, las fijamos a los rastreles mediante tornillos para que no se muevan y dejen los tablones fijos sobre los rastreles. En el caso de que sea tarima de madera natural, también se utiliza un adhesivo para pegar las testas y que queden más fijas y no se dañen. Así sucesivamente se van colocando los tablones unos seguidos de otros. Entre tablón y tablón hay que dejar una separación para permitir las contracciones y dilataciones de los materiales y también que el agua pueda drenar por dicha separación.

En el caso de que sea una tarima de madera natural, una vez terminada la instalación, hay que terminar protegiéndola con un aceite o lasur. En el caso de que sea una tarima tecnológica o composite, no hay que aplicar ninguna protección, ya que viene terminada de fábrica.

Existen otros sistemas de instalación más avanzados que no usan grapas ni tornillos de acero inoxidable, sino que utilizan clip, separadores y rastreles metálicos. El proceso de preparación del solado y de nivelación de los rastreles no varía, hasta la fijación de los tablones a los rastreles metálicos, que se hace a través de los clips.

Instalación de tarimas vinílicas

La instalación de tarimas vinílicas destaca por su versatilidad y durabilidad. El proceso de instalación de este tipo de tarima es relativamente sencillo, pero requiere cuidado y precisión. Este suelo se instala de forma flotante y se adapta fácilmente a diferentes espacios y estilos de decoración.

Previo a la instalación, es necesario una preparación del suelo donde se va a colocar, nivelando la superficie muy bien, ya que el vinilo es un material que se adapta muy bien a la superficie y si está desnivelada con panzas o vaguadas, lo va a absorber y se va a anotar bastante. Si el suelo actual está cubierto con moqueta, otra tarima flotante o un revestimiento vinílico adhesivo, este debe ser eliminado antes de proceder.

Antes de nada, se debe limpiar el suelo a fondo y colocar una manta aislante diseñada para tarimas vinílicas o de PVC, en caso de que la tarima no incluya una propia. Después, la tarima se instala sobre la manta, de forma flotante, uniéndose las piezas mediante el sistema clic que garantiza una conexión estanca.

Por último, es necesario dejar un espacio perimetral de dilatación entre la tarima y la pared, espacio que se cubrirá posteriormente con el rodapié.

Su precio económico lo convierte en una opción muy utilizada para renovaciones de suelos. En cualquier caso, se recomienda que el servicio de instalación lo haga un técnico instalador para garantizar una instalación precisa y de calidad, asegurando un acabado impecable.

 

 

¿Por qué elegir a profesionales instaladores de tarimas?

Elegir a un técnico instalador de tarimas en Madrid ofrece numerosas ventajas frente a intentar instalarlas por uno mismo. En Parquets Labrador, reconocidos en el sector, destacamos por nuestro servicio integral y experiencia probada.
La principal ventaja de contratar a profesionales es la garantía de un trabajo bien hecho. Nuestros instaladores cuentan con el conocimiento técnico y la habilidad necesaria para asegurar una instalación precisa y duradera. Esto reduce el riesgo de problemas futuros como desajustes o daños en el suelo.

Además, en nuestro establecimiento en Madrid ofrecemos asesoramiento personalizado sobre el tipo de tarima más adecuado para cada espacio y necesidad y un presupuesto sin ningún compromiso. Consideramos aspectos como el tipo de suelo, el presupuesto y las preferencias estéticas para ofrecer la mejor opción.

En cuanto al proceso de instalación, en Parquets Labrador seguimos un método meticuloso. Comenzamos con una evaluación detallada del área a cubrir, asegurándonos de preparar adecuadamente el suelo. Luego, llevamos a cabo la instalación con precisión, utilizando herramientas y técnicas adecuadas para garantizar un resultado impecable.

Además, ofrecemos precios competitivos que reflejan la calidad de nuestro servicio y productos. Aunque puede parecer más económico intentar instalar las tarimas uno mismo, a largo plazo puede resultar costoso si se cometen errores que requieren reparaciones o reemplazos.

En resumen, elegir a profesionales instaladores de tarimas como Parquets Labrador  asegura un resultado de alta calidad, personalizado y duradero. Nuestro compromiso con el servicio al cliente y la excelencia en la instalación nos convierte en la opción ideal para cualquier proyecto de suelo.

¿Qué factores influyen en el precio la instalación de una tarima?

tipo de madera, calidad, acabados, dimensiones...

El precio de la instalación de una tarima puede variar según varios factores. El costo del servicio de instalación en sí mismo es uno de los principales componentes. Este puede variar dependiendo de la experiencia y la reputación del instalador, así como de la complejidad del trabajo requerido.

Otros factores que pueden influir en el precio incluyen el tipo de tarima seleccionada (flotante, maciza), la cantidad de material necesario, el tamaño del área a cubrir y la ubicación geográfica. Por ejemplo, en Madrid, es posible que los costos de mano de obra sean más altos que en zonas rurales debido a la demanda.

El estado del suelo existente también puede afectar el precio. Si se requieren reparaciones o preparación especial del suelo antes de la instalación, esto puede aumentar el precio total del servicio.

Para obtener un presupuesto preciso, es recomendable solicitar una consulta con un instalador profesional. En Parquets Labrador ofrecemos la posibilidad de solicitar presupuestos a través de nuestra web. Normalmente, nos enviarán un correo electrónico proporcionando detalles sobre el proyecto, como el tamaño del área, el tipo de tarima deseado y cualquier requisito específico. Luego, un asesor técnico se pondrá en contacto para programar una visita al lugar y proporcionar un presupuesto detallado.

Es importante tener en cuenta que, si bien el precio es un factor relevante, también se debe considerar la calidad del servicio y la experiencia del instalador al tomar una decisión. Optar por profesionales calificados puede garantizar un resultado satisfactorio y duradero para su proyecto de instalación de tarima.

Mantenimiento y cuidados de la tarima

cuida tu tarima

El mantenimiento de la tarima es sencillo y requiere limpieza regular con una mopa suave o aspiradora. Evite el exceso de humedad y limpie los derrames de inmediato. Use productos específicos para tarima de madera, tarima flotante laminada o vinílica y evite el uso de productos abrasivos que dañen el suelo. Coloque protectores en las patas de los muebles para evitar arañazos. Revise regularmente el estado de la tarima y repare cualquier daño de inmediato para evitar que se agrave. Siguiendo estos simples cuidados, su tarima maciza, flotante de madera o flotante laminada o vinílica mantendrá su belleza y durabilidad a lo largo del tiempo.

Otros servicios de parquets labrador

Nuestros trabajos de instalación de tarimas

Fotos obras de tarimas de exterior tecnológicas

Instalación de Tarimas

Fotos obras de tarimas de exterior tecnológicas

Fotos obras de tarimas flotantes de madera

Instalación de Tarimas

Fotos obras de tarimas flotantes de madera

Fotos obras de tarimas flotantes laminadas

Instalación de Tarimas

Fotos obras de tarimas flotantes laminadas

Lo que opinan nuestros clientes

Nicolas Delaunay
Nicolas Delaunay
2024-03-19
¡Gran trabajo! Los encontré en los últimos minutos, unos días antes de que llegara mi mobiliario. Pudieron encajar el trabajo de pulido en su agenda a tiempo para que todo estuviera seco cuando ocurriera la mudanza. Buena comunicación y excelentes resultados. Lo recomiendo.
Miguel Ávila Crende
Miguel Ávila Crende
2024-03-18
Quise comprar una caja de laminado ya descatalogado y en todas las tiendas me decían que si estaba descatalogado no había nada que hacer. Ellos encontraron una caja en un almacén de Bélgica y me lo mandaron. Muy buena comunicación y muy colaborativos. Todo por email y sin problema.
CARMEN ACACIO VICENT
CARMEN ACACIO VICENT
2024-03-04
Muy bien todo muy formales
MATILDE CUENA CASAS
MATILDE CUENA CASAS
2024-02-21
Todo fenomenal. Empresa fiable y 100% recomendable
Rubén Suárez
Rubén Suárez
2024-02-07
100% recomendables Hace poco más de 1 mes, visite su tienda buscando una tarima de madera natural que tambien fuera resistente. Ana, la propietaria, me enseño una tarima natural muy resistente con garantía de por vida e incluso con resistencia agua 24 h de la marca alemana Ter Hürne. La semana pasada me la instalaron y ha quedado espectacular el suelo. Destacar también la amabilidad y atención del conjunto de empleadas.
Luis Ocaña
Luis Ocaña
2024-02-02
Tanto el personal de la tienda como los responsables de la instalación derrochan profesionalidad y buen trato. Muy satisfecho con el resultado. Muchas gracias.
Francisco Díaz Vico
Francisco Díaz Vico
2024-01-23
Me decidí por este empresa porque cuando entré en la tienda me dieron la impresión que eran buenos profesionales. Y no me equivoqué, el resultado ha sido excelente. Tanto los plazos para realizar el acuchillado y barnizado como el acabado y la limpieza.
Gabriel Llanos
Gabriel Llanos
2024-01-23
Muy buen servicio. Agilidad para obtener los presupuestos y para contestar cualquier duda que pueda surgir. Trabajo iniciado y terminado según los plazos acordados y excelente nivel de acabado.

Resolvemos tus dudas

Preguntas frecuentes

El tiempo necesario para poner tarima en un piso puede variar según varios factores, como el tamaño del área a cubrir, el tipo de tarima a instalar, la complejidad del trabajo y la experiencia del instalador. En general, la instalación puede tomar desde uno hasta varios días, dependiendo de estas consideraciones.

Los suelos flotantes, como la tarima laminada o vinílica, son generalmente más fáciles de instalar debido a su proceso sin necesidad de pegamento. Con un sistema de clic, las tablas se ensamblan entre sí sobre una manta aislante, lo que facilita su instalación y permite realizar el trabajo rápidamente.

Sí, puedes estar en casa mientras te ponen la tarima, aunque es incómodo, ya que entre la maquinaria, los paquetes de tarima, el rodapié y los muebles, hay menos espacio disponible, pero es importante mantener cierta distancia del área de trabajo para no interferir con el proceso de instalación. Además, es recomendable seguir las indicaciones del instalador para garantizar un ambiente seguro y eficiente durante el trabajo.

Sí, es posible instalar la tarima en una vivienda con muebles, pero antes de instalar hay que mover los muebles a otro espacio de la casa para poder realizar el trabajo, y cuando se termine esa zona, hay que volver a mover los muebles a otro espacio para poder seguir trabajando, así hasta que se instale toda la tarima. Sin embargo, es recomendable despejar el área tanto como sea posible para facilitar el trabajo del instalador y asegurar un resultado óptimo.

Sí, la mayoría de los servicios de instalación de tarimas ofrecen garantía. Esta garantía puede variar según el proveedor y suele cubrir defectos de instalación o mano de obra durante un período determinado, brindando tranquilidad y respaldo al cliente en caso de problemas o reclamos posteriores a la instalación. En Parquets Labrador damos tres años de garantía para todos los trabajos realizados.